top of page
Buscar
  • Jasette Bernal

Hay diferentes maneras de luchar


¿Pelear o no pelear? Ese es el dilema en nuestra sociedad actual, en dónde el ego está totalmente exacerbado.

A lo largo de nuestra vidas, enfrentamos retos constantes en los que nuestra persona se siente trasgredida y todos tenemos puntos débiles que frente a estas trasgresiones nos hacen reaccionar, lo que es mío, lo que me pertenece, lo que yo quiero, lo que yo soy...no me lo arrebates.

La palabra clave es el "yo", nuestro yo vale y mucho y el mundo debe saberlo . Mientras, algunas filosofías de la nueva era nos dicen que el camino hacia la iluminación es a través de la aniquilación del ego, del "yo", el egoísta, el soberbio, el que pelea, el que se siente agredido; pero da la casualidad de que en este plano, en esta dimensión, la capacidad de vivir una experiencia única y desarrollar una individualidad, es necesaria. Así que no, no es necesario matar a nuestro yo para alcanzar la iluminación, al menos en esta vida.

La iluminación tercerdimensionista se obtiene a través del conocimiento, crecimiento y madurez de nuestro yo, de nuestra individualidad. Eso que nos vuelve individuos, ese camino único y diferente para todos, que nos permite experimentar y sentir con una intensidad que sólo los humanos podemos sentir.

Volviendo a la pregunta ¿pelear o no pelear? por lo que es mío, por mi lugar en el grupo social que quieras, por lo que me pertenece, por que se me reconozca...

Como ya dije, la vida está llena de retos y circunstancias que sacan a nuestra fiera interior; si, la vida está llena de luchas y depende de nosotros decidir qué batallas y cómo las vamos a pelear. Pero ¿cuál es la lucha real? ¿con quién peleamos realmente? La principal batalla la libramos con nosotros mismos; la posibilidad de vivir una experiencia única nos abre a tener la libertad de elegir cómo creamos está experiencia, y es aquí dónde se vive una experiencia espiritual de tercera dimensión, la capacidad de observar lo que nos sucede, observar lo que sentimos y de dónde vienen estos sentimientos y tomar decisiones desde un ego educado, maduro y consciente, ese es el reto. La resignación, la resiliencia, la tolerancia, la indiferencia, la aceptación y hasta la fé son luchas también...luchas internas que implican controlar a la storyteller que tenemos en la cabeza y la correcta canalización de nuestros sentimientos ferales que se desatan con las historias que nuestra mente nos cuenta. Pelear o mentar madres al resto del mundo, como quiera. Detenerse y asumir al "yo", no cualquiera.

57 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page